miércoles, 4 de febrero de 2015

LOS QUE HUYEN




Cuando llega la guardia civil, los buzos aún están en el agua. Después emergen, focas de piel aceitosa, y agitan una vez más la cabeza. El capitán ordena que se sumerjan de nuevo. Me retiro unos metros del agua. El cordón policial tiene cara de mal agüero y prefiero proteger la cámara. Así que me siento en un peñasco a cierta distancia y observo a través del visor. El mundo es conciso enmarcado de esta forma, con límites precisos y bien definidos. Existe solo lo que queda atrapado dentro de foco. Lo demás es nada (…)
 (Del cuento que da título al libro)



Este es el séptimo libro que se suma a la Colección el pez volador. Contiene dieciséis cuentos en los que la autora, Blanca Fernández, narra con total naturalidad hechos que transforman las inquietudes de sus personajes en lugares donde habitar o de los que huir. Con una prosa clara y concisa nos introduce en el mundo de las emociones, atrapándonos, llevándonos (a veces) al límite y de las que el lector no podrá escapar.   
Dice Clara Obligado en la contraportada del libro que Blanca es una narradora con pulso, capaz de crear en dos frases ese llamado “efecto realidad” que parece natural, pero que cuesta tanto conseguir.
Me han gustado todos los cuentos y en especial La ciénaga, Charcutería y Guárdame el secreto

¡¡¡ENHORABUENA BLANCA!!!
 




Sobre la autora
Blanca Fernández
San Sebastián (Guipúzcoa)
Cursó estudios de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Ha recibido formación literaria en distintos talleres y desde 2009 participa en los talleres de escritura de Clara Obligado. Ganadora del Certamen de literatura Fetico Centro ha publicado sus cuentos en diversas antologías: Los inquilinos del Aleph (2011), Futuro imperfecto (2012), ¿Y usted de qué se ríe? (2013), La Isla (2014).
Los que huyen es su primer libro en solitario.

 Sobre la edición

Colección el Pez volador
Directora de la colección: Camila Paz
Diseño: Myriam Cea
Número de páginas: 104
 

1 comentario:

  1. La colección El Pez Volador crece y crece. ¡Enhorabuena Blanca!

    ResponderEliminar